Instalarse en el Sur: plantando un pequeño bosque nativo

Tener una tierra nos trajo, sin duda, un nuevo desafío. ¿Que hacemos en ella? ¿Que vamos a plantar? ¿Por donde empezamos? Antes de sacar nada, pensar realmente si lo necesitamos. Tomamos consciencia de que todo lo que creció ahí, fue antes de que lleguemos y de forma natural. También de que todo lo que ubiquemos y plantemos tendrá un efecto sobre ella. Esta consciencia o “saber” trae consigo, responsabilidad.

Habíamos soñado y teníamos planeado un par de cosas que no podían faltar en nuestro terreno. Estas dos cosas fundamentales son: Un bosque nativo y un estanque.

arbolitosNuestra zona no es diferente a muchas en el mundo. Estamos en medio de un valle bastante bajo (350 mts SNM). El valle esta destinado a la producción agrícola desde hace doscientos años aproximadamente ya que en él se dan muy bien las pasturas y gramíneas (trigo, cebada, avena, etc.). Por ende, los agricultores han sembrado sus campos con pasturas y se dedican principalmente al engorde de ganados y la esquila de ovejas.  Nuestro terreno tuvo 30 años de pastoreo de vacas, lo que hizo que la tierra se compacte -de todas formas, algo que aprendí este invierno es que la helada “aérea” la tierra-. En el valle hay pocos árboles y relativamente pocos animales salvajes. Pero estamos rodeados de montañas en donde la vegetación en abundante y boscosa. Muchos de estos bosques son primarios y otros forestaciones. La fauna salvaje se limita a pumas, zorros, zorrinos, huemules, liebres, gatos monteses y cientos de variedades de pájaros (chicos, medianos y grandes) que varían según la época del año.

En un mundo en donde la especificación de los cultivos y animales comestibles quita biodiversidad y suprime información genética, con el bosque y el estanque tendremos a disposición comida para futuros animales (gallinas y ovejas) y la esperanza que pájaros,  ranas, e insectos se acerquen a nuestro terreno. Crearemos un ambiente amigable para fomentar esta biodiversidad.

Elegimos la zona en donde ubicar el bosque teniendo en cuenta el recorrido del sol y la sombra que este emitirá en unos años. Lo hicimos en el extremo sur-oeste. Ocupa una superficie de 40 x 40 metros (representa el 4 % de nuestro terreno) y hemos plantado 140 árboles autóctonos en 4 especies (Rauli, Roble Pellin, Cohihue, Ñire y Maitén). Tenemos pensado, una vez que estos crezcan, plantar arbustos y trepadoras, que le darán vida al bosque en distintas alturas.

Hacer 140 hoyos y plantar esa cantidad de árboles no es algo que uno hace en un día. Asi que, como en otras oportunidades, aprovechamos la visita de una pareja amiga y nos pusimos a trabajar. Además de los agujeros, queríamos prepararles una buena tierra para que los árboles crezcan felices.


Antes de Plantar

– Procuramos arena (la de esta zona es volcánica, que tiene la particularidad de retener liquido) y composta. Subimos a alta montaña en donde hay un arenal y cargamos la caja de la camioneta completa. Descubrimos que en este arenal (bosque de Lengas, otro árbol autóctono) el suelo esta cubierto de frutillas salvajes –tienen la hoja y el fruto mas pequeño- y son deliciosas! Así que nos trajimos varias plantuelas.

– Sacamos composta de un granero y la cernimos bien.

plantando-arboles

El procedimiento

– Ubicamos donde iban a ir los árboles. Sacamos la champa de pasto y tapamos con paja Las lluvias comenzaron, como era previsto. Lo que ayudo a ablandar la tierra.

– Dos semanas después, nos entregaron los árboles, con la raíz desnuda,  lo que significaba que nos teníamos que apurar para que esas raíces no sufran tanto. Llegaron nuestros amigos y comenzamos a hacer hoyos de 40 x 40 x 50 aproximadamente.

– Especificamos la variedad de árbol en cada hoyo ubicando una estaca pintada de un color especifico para cada árbol.

– Tomamos los primeros 20 cm de tierra y los mezclamos con la arena y la composta. Este preparado ira en contacto con las raíces para que estas puedan desarrollarse mejor. El resto de la tierra quedo a un costado y fue usada se ser necesario,

– Fuimos plantando uno a uno.

– Ni bien terminábamos debíamos ponerle una protección, debido a que por la zona hay gran cantidad de liebres, amantes de afilar sus uñas en pequeños árboles. Decidimos ponerle un cilindro de entre 50 y 75 cm de altura por 60 cm de ancho y un par de varas para clavarlo al suelo.

– Entre los cuatro plantamos y acondicionamos un promedio de 40 árboles diarios.

equipo-plantador
Conclusiones

Un mes después de haber plantado estos árboles y en pleno invierno, podemos sacar algunas conclusiones, a medida que pase el tiempo, podremos ver mas detalles.

– Al ser una zona baja y no conocer el perfil del suelo ni como se comporta a lo largo del año, dejé un pozo ¨testigo¨ que me informa la humedad de la tierra a 40 cm de profundidad, donde están las raíces de pequeño bosque. De esta forma sabré si es necesario drenar el terreno.

– Las lluvias en esta región, que usualmente empiezan en Mayo, este año lo hicieron en Julio. Si bien al plantar, tuvimos algunos días lluviosos que regaron nuestros árboles, también tuvimos demasiados días seguidos de sol, lo que seco la tierra y requirió de un riego focalizado árbol por árbol. Otra vez la ansiedad ganó una pequeña batalla. Aconsejamos esperar a que la tierra esté verdaderamente húmeda (si el clima lo permite) para plantar esta cantidad de árboles lejos de cualquier suministro de agua o riego.

– Las liebres fueron creciendo y mejorando sus tácticas, por lo que los enrejados de 50 cm de alto que tenían el tronco a menos de 20 cm del borde, fueron presa fácil para este hermoso animal. Por lo que tuvimos que reforzar varias de las defensas. Recomendamos hacer el cilindro protector de 75 cm de altura y que la rama mas cercana a los bordes esté a mas de 20 cm. Para un árbol que solo es una vara el cilindro tiene que ser como mínimo de 40 cm de ancho.

A diario nos da ganas de visitar el bosque y esperamos con la ansiedad (todavía) de citadinos que los árboles crezcan rápido!!!

Para el estanque todavía falta, pero ahí en el horizonte se comienza a vislumbrar la ubicación y el diseño…

Por Tomy Bajar
www.pasarelprimerinvierno.blogspot.com

You can leave a response, or trackback from your own site.

Comenta: