La Iguana chocolate: sabores familiares del cacao orgánico

Entre los pueblos de Mastatal y San Miguel, a las orillas del Parque Nacional La Cangreja, se encuentra La Iguana Chocolate, una granja familiar tica que se dedica a la producción orgánica de cacao. Con árboles de hasta 25 años, su finca comprende 3 hectáreas (1000 árboles en cada una), más la extensión dedicada a bananos, frijol, mango y otros frutales.

La casa donde viven está a 20 minutos caminando de la finca, ubicada detrás de una cañada, donde un pequeño camino de tercería cruza la entrada. La geografía de toda la zona es particular, pues son profundos desfiladeros creando un paisaje de sube y baja.

Alrededor de la casa trabajan con un huerto de hortalizas y plantas medicinales. Con un diseño de terrazas a nivel detienen la erosión de la tierra y conjuntamente a un diseño informal de zanjas dirigen el agua de lluvia hacia un estanque natural que se forma en la barranca cada temporada de lluvias. El micro ecosistema que se genera, da vivienda a varios anfibios y reptiles de la zona, característicos de Costa Rica: Rana de ojos rojos (red eyed leaf frog), Bransford´s litter frog y la rana verde venenosa (green poison arrow frog). En esa misma área hay cabañas donde se reciben a voluntarios y turistas que quieran conocer el proceso de producción del cacao y chocolate, además de la experiencia enriquecedora de vivir o pasar unos días junto a una familia encantadora.

15.Terreno-Iguana-Chocolate

La familia Salazar García y su historia

Juan Luis y Lidia son los padres. Mariana, Jorge, Vinicio y Roy son los hijos del más grande al más chico. Por ahora sólo los varones viven ahí. Cada miembro con su personalidad, todos son cálidos, comprensivos y muy trabajadores. El entusiasmo de Jorge por aprender de los visitantes es interminable, siempre dispuesto a intercambiar ideas y mejorar el lugar donde creció. Su inquietud ha sido la que trajo la permacultura a casa y siempre trata de incorporar “los nuevos conceptos” a los procesos tradicionales.

08.Juan-Luis-y-su-cacao

La historia de la familia Salazar García es un caso particular, pero no aislado. Hace 25 años el padre de Juan Luis (actual jefe de familia) decide entrarle a un programa del gobierno que daba apoyo a campesinos para la siembra de cacao. Con la ayuda de sus hijos, sembraron 3000 árboles, que se dieron muy bien, pues al cacao le gusta el clima tropical (actualmente bastante desforestado). Las cosechas eran vendidas en costales y trasladadas a San José. Se vendía mucho y era mal pagado, pero sirvió de sustento a la familia. Alrededor de ellos, había otros productores que en conjunto hicieron a la zona famosa por el oro negro.

Con la crisis de la “monilia” (un hongo que afecta al fruto y lo deja totalmente inservible), muchas familias dejaron de producir y dejaron la actividad agrícola. Se rumorea que la monilia fue introducida por los EEUU para incentivar el uso de semillas híbridas y su paquete tecnológico. El cacao mostraba su lado amargo.

11.Probando-el-cacao-fresco

El maíz también se producía demasiado, pero al haber sólo pocos sembrándolo fue más difícil controlar las plagas. Una vez más los campesinos enfrentaban problemas y poco apoyo para seguir.

A pesar de los problemas fúngicos, los Salazar continuaron con el cultivo, aceptando que un porcentaje de la siembra no serviría. Dejaron de venderlo en grano y comenzaron a jugar con recetas. Al mismo tiempo incrementaron el precio aprovechando la etiqueta 100% orgánico, obteniendo un precio justo por su trabajo con valor agregado.

Actualmente además de cosecharlo, se dedican a la fabricación de productos artesanales hechos con el grano, mantequilla de cacao y aceite de cacao, los cuales extraen de manera manual con prensas rústicas diseñadas por un voluntario que pasó por el lugar.

21.Choco-banano

Hacen jabones, cremas, ungüentos, velas y chocolates con diferentes ingredientes entre otras cosas (jengibre, coco, chile, café, etc). Su famosísimo choco banano ¡orgánico y rico! (banana congelada, cubierta de chocolate) se vende en los proyectos turísticos aledaños.

Al sistema se le suman algunas gallinas que viven libres y 4 perros guardianes del lugar. Las aguas son tratadas con filtros de piedras y obtienen agua pura y potable de la montaña.

Las cabañas para voluntarios y visitantes están construidas con madera de la zona y mantienen un diseño armonioso y rústico.


10.Juan-Luis-y-el-cacaoEl cultivo del cacao

Una particularidad de la planta del cacao es que sólo el 2% de sus flores dan fruto. Pero por otro lado las flores crecen en cualquier parte de la planta, incluso en el tronco.

Durante todo el año hay frutos, pero Junio y Octubre son las temporadas con mayor cantidad, haciéndolas las más fuertes en trabajo de cosecha.

Después de la colecta viene la poda, para fortalecer el árbol y evitar que crezca demasiado, así los frutos queden accesibles.


Otros proyectos en marcha

Como parte de un plan estratégico para la producción de biocombustible, se está dando apoyo a campesinos para que empiecen a sembrar a pequeña escala la ya conocida Jatropha curcas y puedan obtener su propio combustible. Están iniciando con pruebas en diferentes sectores para ver el desarrollo y la factibilidad de adaptación de la planta. José Luis y su familia, tienen un pedacito de su finca destinado a la investigación de la planta y siguen con las prácticas controladas.

La Jatropha ya ha dado algunos “beneficios”, en otras partes del mundo. En el 2011 en México ya se realizó el primer vuelo con biocombustibles extraído del aceite de la planta. Lo triste de ésta historia son los planes ambiciosos que vienen con monocultivos masivos y sus consecuencias. Esperamos este proyecto siga siendo a pequeña escala y para el autoconsumo de los campesinos locales.


Voluntariado, agroturismo, turismo rural y gastronomía local

El programa para voluntarios involucra actividades en la finca, cosecha del cacao, cuidado del huerto, preparación de nuevas recetas con el cacao, construcción natural, ideas e implementación de nuevas tecnologías verdes. En algunas ocasiones se da apoyo a la comunidad en labores sencillas como pintar la escuela. Me parece que el lugar es perfecto para aprender los secretos del cacao, pues la familia siempre está dispuesta a compartir. Por otro lado, el lugar está en crecimiento constante, así que la oportunidad para desarrollar algún proyecto personal es muy viable.

18.Pelando-el-Cacao

Para los visitantes o turistas el lugar ofrece tours demostrativos, donde se explica el proceso de cosecha, secado, tostado y molienda, para obtener las diferentes presentaciones del valioso producto.

19.Brownie-de-chocolate-organicoTe puedes involucrar hasta donde quieras. También puedes ir sólo a comer y disfrutar de una hermosa tarde en la hamaca con un brownie en la boca. Para más información sobre turismo en Mastatal recomendamos leer “Mastatal: proyectos agroecológicos entre barrancas, cascadas y ríos”  en Viajero Sustentable.

Además de todas las opciones de chocolate que hay, Lidia siempre te recibirá con platillos locales y el tradicional gallo pinto de Costa Rica. Su cocina es ricamente aderezada con maduros (plátano frito), huevos felices y frutas varias, todos de la granja. Eso sí, frijoles, arroz y chocolate seguro te acompañarán en tu estadía.

Pasamos unos días entrando en la dinámica familiar, conocimos la finca de cacao y caminamos entre las plantaciones de banano con José Luis. Participamos como traductores en un tour de chocolate que se le dio a un grupo de extranjeros y ayudamos en el diseño del terreno, dejando nuestras ideas de cómo mejorar el lugar para que sea más sostenible y verde.

Con Jorge y Micky Mouse (un voluntario ruso) hicimos un recorrido nocturno para identificar las especies de ranas que viven en el terreno. Jugamos a los exploradores y conocimos por primera vez la linda rana de ojos rojos que aparece en toda la publicidad de Costa Rica.

Disfrutamos de las largas charlas, la apertura y las ganas que la Iguana Chocolate tiene de estar en un camino sostenible.

¡Gracias por compartir su proyecto y darle sabor a nuestra estadía en Costa Rica!

www.laiguanachocolate.com


Rancho Mastatal, un vecino permacultural

Es un proyecto vecino que ha servido de apoyo a La Iguana Chocolate, pues fueron los pioneros en desarrollar la parte permacultural y visión orgánica en la zona. Su fundador estadounidense vive por temporadas ahí, pero la finca sigue en funcionamiento gracias al extenso programa de voluntarios que tiene. Buscan la autosuficiencia, diseñan con visión holística, tienen hermosas construcciones con materiales del lugar y dan espacio al desarrollo de proyectos personales. También ofrecen cursos de permacultura y energías renovables. www.ranchomastatal.com

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

2 Responses to “La Iguana chocolate: sabores familiares del cacao orgánico”

  1. […] LA IGUANA CHOCOLATE Finca familiar de cacao orgánico y producción artesanal de chocolate y otros productos en base al cacao. Ofrecen tours sobre el chocolate y hospedaje en el lugar. Tienen programa de voluntarios. Lugar: Mastatal http://www.laiguanachocolate.com * ver reseña de Eli Dominguez De La Mora “La Iguana chocolate: sabores familiares del cacao orgánico” […]

  2. Rebeca Vega de Rojas dice:

    Felicitamos la iniciativa y esperamos sigan progresando

Comenta:

*