Ruta Ahimsa

00 - Ruta Ahimsa - 1 - Permacultura

Ruta Ahimsa es un proyecto de casa ecológica urbana ubicado en el centro histórico de la ciudad de Querétaro. Comenzado hace apenas un año por Raúl (Rulas) y Javi, como forma de transición hacia una futura comunidad rural sustentable, se transformó rápidamente en un proyecto muy interesante.

Partiendo de la idea de que se puede vivir más sustentablemente en las ciudades rentaron una antigua casa, la remodelaron y se instalaron a vivir. Cuando digo que la remodelaron no estoy hablando de arquitectos y decoradores sino de poner manos a la obra para rescatar un espacio muy venido abajo para poder mudarse. Con el tiempo, la casa fue adoptando nuevas ecotecnias para ser un poco más ecológica. Cuentan con un baño seco de doble cámara construido con barro y bambú. Están captando el agua de lluvias y almacenándola en varias cisternas. Una regadera al aire libre rodeada de plantas obtiene agua caliente de un calentador solar y sus aguas grises son tratadas mediante plantas purificadoras. El huerto va poco a poco creciendo y tomando cada rincón libre de la casa para aprovecharlo en la producción de alimentos para su gente. La cocina solar y el horno de barro a leña reducen el uso de gas a la hora de preparar alimentos. Y la más reciente obra es un techo verde que se utiliza para clases de yoga, partes de los cursos y espacio para compartir entre amigos. Si, todo esto en pleno centro de la ciudad de Querétaro!

Visita guíada por Ruta Ahimsa

La idea del proyecto, además de vivir de una forma diferente, es mostrar y enseñar a otras personas que esto es posible.
Comenzando con algunos cursos de introducción a la permacultura la gente se fue acercando, conociendo la casa y aprendiendo. En el último tiempo organizaron varios talleres de temas relacionados como construcción natural, permacultura, huerto orgánico, elaboración de cerveza artesanal y construcción de techos verdes en los que participaron facilitadores reconocidos como Peter Van Lengen (Tibá) y Holger Hieronimi (Granja Tierramor). Estos cursos y talleres, funcionan también como fuente de ingreso para el proyecto. Cabe destacar que la visión de Ruta Ahimsa apunta también hacia un cambio social por lo que intentan manejar precios accesibles, a la vez que tratan de hacer al proyecto sustentable economicamente. Con este fin, han agregado recientemente una pequeña Ecotienda Solidaria donde ofrecen productos orgánicos y de comercio justo como café de Chiapas, composta, artesanías, semillas de Las Cañadas y libros de cultivo biointensivo.

Colores!Mi experiencia
Conocí a Raúl hace algo más de un año siendo ambos voluntarios en The Bosque Village. Allí entablamos amistad y luego continuamos juntos como voluntarios en la Granja Tierramor. Me alegró mucho enterarme que había puesto en marcha su proyecto y quise ir a conocerlo y colaborar en lo que pudiera. Con el poco cariño con que miro últimamente a las ciudades, pensaba quedarme unos pocos días. Sin embargo fue una gran sorpresa ver el lugar, todo lo que había por hacer y las repercusiones que estaba generando el proyecto en Querétaro. Además, me recibieron y me abrieron las puertas haciéndome sentir por completo parte Ruta Ahimsa. Así, entre preparativos para cursos, construcción del techo verde, repellados del baño seco, armado de la tiendita, revitalización del huerto y ordenada del taller y la cocina, pasé cerca de un mes y medio en “La Ruta”. Además, me invitaron a facilitar un taller de huerto orgánico en la casa, haciendo más interesante aún la visita.

Cursos y talleres
En el tiempo que estuve en Ruta Ahimsa me tocó participar en varios cursos, en parte como organizador pero también tomando los talleres. El Primero fue uno de construcción natural con Peter Van Lengen en donde pisamos barro, hicimos adobes e hicimos la primer parte del techo verde. Después, el taller de elaboración de cerveza artesanal estuvo muy interesante. Me animó mucho a producir una cerveza de calidad y así dejar de apoyar a las grandes corporaciones y la basura que nos venden. La experiencia de facilitar el taller de huerto orgánico fue muy buena. Poder transmitir algo de los conocimientos que fui adquiriendo en estos años de práctica y animar a la gente a que empiece a sembrar sus alimentos sanos me dejo muy contento.

Reflexionando sobre la industria agroalimentaria


Convivencia

Algo que disfruté mucho en mi estancia en Querétaro fue la convivencia cotidiana con la gente de La Ruta con quienes compartí la chamba, pláticas, comidas, toquines musicales y largas reflexiones permaculturales. Raúl, súper anfitrión y a la vez muy abierto me hizo sentir siempre como en casa, como parte de Ruta Ahimsa. Con él también tuvimos infinitas charlas acerca del mundo venidero, la política, la gente que no sabe vivir, etc. También compartimos la afición por la música tocando a dúo la guitarra y el acordeón. Javi, me prestó su cuarto aún sin conocerme, mientras estuvo de gira por Argentina y Brasil el primer mes que estuve en Querétaro. Al llegar, la interacción fue excelente. Fue siempre muy abierto y buena onda compartiendo su proyecto como si fuera mío. Mariano, que también vive en la casa, estuvo siempre dispuesto a compartir con su filosofía resumida en su famosa frase: “cada quién”. Con los vecinos y amigos de Ama-Layú Felipe, Laura, Mikel y Joana convivimos cada día intercambiando buena onda con un mezcalito de por medio. Ricardo, hermano de Raúl y colaborador en el proyecto, se convirtió en un buen amigo con quién además salimos a pueblear un par de veces guiados por su sexto sentido. Y también mencionar a toda la banda del yoga con quienes compartíamos las clases y divertidos encuentros sociales. Gracias a todos!

Un poco de música

Animarse
Algo muy importante que me llevo de Ruta Ahimsa y en especial de Raúl es que hay que animarse a hacer las cosas. Ver al Rulas, que hace un año era voluntario como yo, haciendo su propio proyecto y animándose a organizar cursos y hacer un montón de cosas sin necesidad de ser un experto en el tema, me mostró una vez más que hay que hacer. También fue él quien me insistió en animarme a dar el taller de huerto orgánico, apoyándome constantemente y demostrándome que las cosas salen bien si se hacen con el corazón.

En cada rincón del planeta hay trabajo que hacer. Las ciudades aglutinan muchisima gente ávida de conocimientos y deseos de cambio y es ahí donde Ruta Ahimsa está transmitiendo que es posible vivir de otra forma.

www.rutaahimsa.org

You can leave a response, or trackback from your own site.

3 Responses to “Ruta Ahimsa”

  1. María dice:

    Hola Me interesan las clases en Ruta Ahimsa. A donde puedo acudir qeu horarios manejan. Gracias. FELICIDADES por ser valientes y llevar acabo su proyecto.

Comenta:

*