Granja Tierramor. Tercera parte: más para compartir

03B - Tierramor - 3 - Comiendo

Un año y medio después de conocer Tierramor y algo más de medio año después de mi segunda estancia de un mes allí, regresé a la granja. Esta vez en un plan más de visita que de voluntario y con mi compañera Eli a quién quería enseñarle el lugar y presentarle a la gente. A diferencia de las veces anteriores, estábamos en invierno y la sequía se hacía notar fuertemente. Donde antes había puros campos verdes creciendo eufóricos y el pasto era casi imposible de controlar, ahora era casi un desierto de amarilla vegetación muerta. Y es que en casi todo México, como muchos sabrán, hay una muy marcada época de lluvias en verano y otra muy larga de seca. En la zona de Michoacán, donde está Tierramor, esta temporada dura casi 8 meses.

La granja seca

Fue muy lindo reencontrarme con Marina, Holger, Merlín, Ilán y Ceci así como también con algunos vecinos de Eronga. La convivencia diaria fue, como siempre, muy placentera. Largas horas de plática desayunando. Compartir las tortillas, chapatis y gorditas de Doña Estercita. Tomar un mate mirando el atardecer junto al lago y tocando tambores. Noches con un vinito frente a la chimenea. Helados en la plaza del pueblo. Tarde de pizzas con amigos. Los paseos por la granja con reflexiones acerca del diseño de la granja con Holger siempre me enseñan a entender un poco más el trabajo con sistemas naturales. Las charlas con Marina me recuerdan la importancia del factor social que a veces dejo un poco de lado. Somos personas en constante cambio y crecimiento… es algo que nunca hay que perder de vista. Con Ilán, más inquieto que nunca, disfrutamos de varios partidos de futbol, juegos de cartas y un día de paseo por Patzcuaro y la zona arqueológica de Tzintzuntzan. Merlín, entrado en la adolescencia, estaba bastante en la suya, pero siempre con la buena onda que lo caracteriza. Justo estuvimos para el festejo de su cumpleaños en la granja. Ceci, siempre amorosa, nos deleitó con varios platillos y pláticas.
Con Tamara y Andrés, vecinos de la granja, nos reencontramos para compartir la alegría de su hija Alana. Participamos de los festejos de su primer añito de vida junto a mucha gente linda de Eronga y alrededores. También compartimos muchos ratos de juego y plática.
También conviví unos días con Eduardo, un amigo muy buena onda de Holger de Matavenero (ecoaldea en un pueblo abandonado en España donde Holger vivió algunos años).

Pizzas

La milpa
Cuando en agosto de 2010 pasé un mes en la granja, me tocó apoyar en el trabajo en la milpa chaponeando y aplicando biofertilizantes. En una visita pasajera de dos días en diciembre (regresando del diplomado del COAS en Uruapan) había colaborado junto con los compañeros de Ruta Ahimsa en la cosecha del poco frijol que habían perdonado las heladas. Al llegar en esta ocasión, la cosecha de maíz había concluido hacía unos pocos días. Sin embargo, pude participar en la recolección de las pacas de rastrojo. Un tractor del ejido se encargó del trabajo de cortar y empacar las plantas secas de maíz y Holger, Ceci y yo fuimos a recogerlas al campo. Cargamos cerca de 130 pacas en una camioneta con un carro que nos prestó Don Agapito para llevarlas hasta Tierramor. Este rastrojo será utilizado para la elaboración de compostas, base para gallineros, mulch y algunas pacas para sentarse.
Otra tarea en la que participamos fue en el desgranado de las mazorcas. Se separó lo mejor para resembrar el año próximo, otras muy buenas para hacer tortillas y los granos en peor estado (una gran parte de la cosecha por las heladas tempranas) para alimento de los patos y gallinas de la granja. Esta tarea de desgranado la hacíamos alrededor de la mesa, en una terracita con vista al lago de Patzcuaro. Siempre aparecía algún vecino o amigo que se sentaba a socializar mientras desgranábamos las mazorcas.

Bajando las pacas 2

Aprendiendo a hacer shampoo
Una mañana, a pedido de Eli y mío, Tamara y Marina nos enseñaron a hacer shampoo natural. Nos encontramos en casa de Tamara y preparamos cerca de un litro de shampoo con infusiones de romero, cola de caballo y otras hierbas. También le agregamos aceites esenciales para diferentes fines. Fue muy lindo aprender en la práctica a hacer nuestro propio shampoo para no depender de la industria y los miles de químicos que le agrega a los cosméticos (ver La Historia de los Cosméticos).

La carta astral
A pesar de que sabía que Marina trabaja con astrología aplicada a consultas terapéuticas, no le había pedido que me haga mi carta anteriormente. Esta vez no pude resistirme, ni tampoco Eli. Fue super interesante recibir esta información que parecía salida de lo más adentro de mi ser. Cada una de las cosas acerca de mi “esencia” y de mi momento actual, estuvieron presentes en la devolución que me hizo Marina. Lo más interesante fue el espacio para el intercambio que se abrió a partir de esta información, donde cada tema fue platicado. Esto me ayudó mucho a analizar e incorporar un montón de elementos, que aunque no eran del todo nuevos, me hicieron internalizar y trabajar varios aspectos de mi personalidad y mi vida actual. La consulta con Marina no terminó sin antes recibir unas flores de Bach para trabajar algunas cuestiones emocionales. Realmente recomiendo mucho este tipo de consulta con Marina que, aunque no tengas ningún problema concreto, te ayuda a ver y concientizar algunos asuntos y profundizar en ellos para ser más feliz.

La gente con el ocote prendido

El año nuevo Purépecha
El primero de febrero en la noche fuimos al pueblo vecino de Jarácuaro a la celebración del año nuevo de este pueblo originario de Michoacán. Jarácuaro (que antiguamente era una isla en el lago de Patzcuaro, pero con la erosión de las montañas de su alrededor ya es parte de la ribera) es famoso por la producción artesanal de sombreros de chuspata, un junco que crece en el lago. Además de los infaltables puestos de comida (las corundas son la comida típica de la región) había un escenario por el cual pasaron diferentes grupos musicales y de baile provenientes de diferentes partes del estado. Alrededor de las 12 de la noche, se apagaron todas las luces y la música para dar lugar a un rezo en lengua Purépecha seguido del encendido de un fuego ceremonial. Luego se repartieron varitas de ocote a los concurrentes que en forma encadenada se fueron encendiendo una a una. El ambiente se tornó muy emotivo y pequeñas fogatitas con gente alrededor se fueron formando por toda la plaza. Una muy linda experiencia!.

La feria de Arócutin
El primer domingo de cada mes se lleva a cabo, en el pueblo vecino de Arócutin, la Feria Alternativa Jardín Mágico. Se trata de un espacio dedicado a la venta de productos artesanales y orgánicos de la zona. Fuimos con Eli a conocer y disfrutar de la tarde del domingo en un hermoso terreno lleno de arboles frutales y hortalizas (en ese terreno se han desarrollado varios proyectos de ecoaldea y permacultura). Varios puestitos de comida casera, artesanías, productos naturales y orgánicos, invitan a comprar de una forma diferente, apoyando la producción y economía local. También disfrutamos de una presentación de un grupo de música prehispánica mientras comíamos sentados en el pastito.

La zona de comida de la feria

Visitar Tierramor es un gran placer porque siempre hay cosas nuevas por hacer, aprender y compartir. Esta familia de amigos me abre las puertas y me hace sentir como en casa. Además, el lugar tiene una magia especial, rodeado de naturaleza y conviviendo con las gallinas y los patos que andan dando vueltas por la granja. Otra cosa que disfruté mucho fue poder compartir este maravilloso lugar y a estas hermosas personas con mi compañera Eli.

Una vez más… Gracias a la familia Tierramor!!!

Ver reseña “Tierramor” (octubre 2009)

Ver reseña “Tierramor: un año después” (Septiembre 2010)

www.tierramor.org

You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response to “Granja Tierramor. Tercera parte: más para compartir”

  1. […] TIERRAMOR Granja familiar permacultural. Ofrecen asesoría en diseño de permacultura. Dan cursos de permacultura, huerto medicinal, manejo eficiente de agua, keyline, etc. Elaboración de medicinas naturales. Atención psicológica / astrológica. No tienen un programa de voluntarios formal pero es posible solicitarlo. Lugar: Erongarícuaro, Michoacán. http://www.tierramor.org * ver reseñas de Camino Sostenible Granja Tierramor, Granja Tierramor: un año después y Granja Tierramor: más para compartir […]

Comenta:

*